Marc Lallemand

Terapeuta e instructora Kinesiología - Entrenador mental deportivo

ES +34 682 33 23 62 UY +598 94 27 24 98

Kinesiología Energética Integrada - KEI

Manejo del estrés y la ansiedad

Mejora de la salud y el rendimiento

Alivio o eliminación del dolor físico o mental.

Consultas en francés, español o inglés.

¿De qué sirve?


¿Para quien?

¿Qué sucede durante una sesión?

Capacitaciones y talleres de kinesiología

Kinesiología: ¿qué es?

La Kinesiología es una técnica terapéutica psicocorporal que tiene como objetivo promover un estado de equilibrio y bienestar mental, emocional, físico y energético.

Permite a cada consultor desarrollar su potencial y su capacidad de adaptación y recuperación de la salud.

En una sesión de kinesiología siempre buscamos “la vuelta al equilibrio”, lo que significa que cualquier problema, ya sea emocional, físico, cognitivo o energético, se vive como un desequilibrio. Nunca diagnosticamos, tratamos o curamos, pero escuchamos la sabiduría de la entidad cuerpo/cerebro de cada persona que tiene la información necesaria para volver al bienestar y nos enseña el camino en lo que podemos ofrecer. .


Para establecer este diálogo con el cuerpo/cerebro del consultor, utilizamos como herramienta el prueba de tono muscular : al ejercer una ligera presión sobre cualquier músculo, inmediatamente percibimos si el músculo se mantiene "fuerte", o si pierde su capacidad de "cerrarse" y se debilita. Una pérdida de tono muscular siempre indica estrés relacionado con el problema actual (pregunta, pensamiento, emoción, alimentación, zona del cuerpo,...)

Las pruebas musculares ayudan a identificar los desequilibrios, sus raíces y cómo recuperar el equilibrio.

Los beneficios de la kinesiología

Trabajamos desde la primera consulta
El resultado se siente inmediatamente.
Apto también para personas que tienen dificultad para expresar sus sentimientos, ya que el cuerpo habla a través de la prueba muscular
El proceso y las correcciones son suaves.

La kinesiología es una terapia que funciona rápido Y profundo.

La frecuencia de las consultas es generalmente una reunión por mes o cada 3 semanas.

La expresión verbal no es fundamental.

El kinesiólogo establece un diálogo con la entidad cuerpo/cerebro del consultante.

Las personas que tienen dificultad para hablar de sus emociones suelen adherirse a la kinesiología.

El cuerpo no miente

El test muscular, realizado en condiciones profesionales, proporciona acceso a la información

simplemente sin ser "intelectualizados". Él puede determinar con precisión el origen y las causas de nuestros desequilibrios,

y las correcciones apropiadas a realizar para restablecer el equilibrio.

Dulzura

La kinesiología actúa de forma suave y armoniosa sobre todo nuestro cuerpo, utilizando técnicas como la estimulación de puntos reflejos del cuerpo, la visualización, ciertos movimientos corporales, juegos de rol,...

Rapidez y eficacia terapéutica

El consultor ve y siente los cambios desde la primera consulta. Estos están espaciados y no crean "dependencia terapéutica"

Kinesiología: ¿para qué sirve?

No hay límites en lo que se puede trabajar en una sesión de kinesiología: manejo del estrés, alivio o liberación del dolor, mejora del rendimiento deportivo o del aprendizaje, desarrollo personal.

Esto se debe a que trabajamos con la noción de desequilibrio y volver al equilibrio.

Os dejo aquí una lista no exhaustiva de objetivos y temas que se trabajan habitualmente en una consulta:

A nivel emocional
  • Ansiedad, miedo, angustia
  • Irritabilidad, ira, comportamiento desproporcionado
  • Duelo difícil
  • Falta de energía
  • Dificultad para lograr sus objetivos de trabajo/relaciones humanas/desarrollo personal
A nivel físico
  • Dolor de espalda, dolor de espalda baja, dolor en las articulaciones
  • Tensiones en el cuello, hombros
  • Vértigo, mareos, migrañas
  • tendinitis
  • Problemas de digestión
  • fibromialgia
  • Problemas para dormir

Mejoras de rendimiento
  • Deportes
  • Intelectual
  • Cognitivo
  • Desarrollo artístico + creatividad
  • Dificultades de concentración, atención, hiperactividad, impulsividad (ver nuestro programa global "Rumbo al Foco" que ofrece ayuda específica para este desequilibrio - ADD y ADHD)

Kinesiología: ¿para quién?

La Kinesiología es para todos y para todas las edades.

Desde el feto en el vientre materno hasta los ancianos, todos pueden beneficiarse de una consulta.

Al principio de la vida

En mis 15 años de experiencia como kinesióloga he tenido la oportunidad de acompañar a parejas que no han podido tener hijos, de forma natural y con resultados muy rápidos, con muy buenos resultados.

Lamentablemente, algunas parejas no han tenido esta oportunidad y las acompañé a aceptar esta situación y crear nuevas perspectivas para su familia.

El embarazo

Muchas situaciones estresantes pueden afectar al feto:

externas: situaciones estresantes para la madre o el padre, enfermedades o accidentes, conflictos, depresión,...

o internas: cambio en la alimentación de la madre, pérdida de un gemelo (no siempre consciente), enfermedad,...


Los bebés
Un bebé equilibrado duerme profundamente en minutos y come lo que necesita con calma y apetito.
Ayudamos a los bebés a conciliar el sueño o dormir profundamente durante horas por la noche, comer bien, dejar de llorar si el llanto es continuo,...
Si no hay resultados visibles después de las primeras sesiones (2 o 3 como máximo), generalmente indica que el trabajo debe comenzar con uno de los padres.

Niños y adolescentes
Nuestros hijos son muy inteligentes, pero a veces no dan lo mejor de sí en diferentes áreas: deberes, concentración y atención en clase, estudios, deportes,...
Algunos también tienen problemas para manejar sus emociones: tienen rabietas, miedo, están desanimados.
En todos estos casos y en todos los demás que quieran trabajar, la kinesiología puede ser de gran ayuda, aunque no les resulte fácil expresar cómo se sienten.

Adultos

Depresión crónica, dolor físico, inconvenientes que parecen omnipresentes en la vida, sin poder comprenderlos y superarlos.

Metas que quedan sin resolver, por mucho que te esfuerces en alcanzarlas.


Personas mayores

Con la edad pueden aparecer nuevos inconvenientes físicos, problemas de postura, de movimiento, de memoria.

Las relaciones humanas provocan tensión o tristeza,…


Kinesiología: ¿cómo se lleva a cabo una sesión?

La kinesiología utiliza un test muscular para entrar en diálogo con el cuerpo/cerebro del consultante e identificar bloqueos, así como los métodos y correcciones ideales para encontrar un estado de equilibrio al momento de la consulta.

Es importante tener en cuenta que nunca se hace un diagnóstico: simplemente identificamos un desequilibrio, hacemos las correcciones oportunas y comprobamos el resultado inmediatamente.


La prueba de tono muscular se realiza en cualquier músculo del cuerpo, con ropa. Es muy suave: presión ligera desde la contracción hasta la extensión del músculo.

En general, el braquiorradial (músculo del brazo) se utiliza cuando el cliente está sentado o el deltoides anterior cuando el cliente está de pie.


1. Demostración de la prueba muscular

Si esta es la primera vez del cliente, demuestro la modalidad de prueba de tono muscular hasta que el consultor se sienta cómodo de que es realmente su cuerpo el que nos está guiando durante la consulta.


2. Equilibrio básico

Luego hacemos un breve equilibrio a nivel energético y neurológico, para asegurarnos de que tendremos respuestas válidas durante las pruebas.


3. Elección del objetivo prioritario para el consultor en el momento actual

Casi siempre tenemos más de un objetivo en el que nos gustaría trabajar durante la consulta.

A veces el cuerpo indica que no es adecuado trabajar en un objetivo definido en este momento: ya sea porque tenemos que hacer una corrección antes, o soltar otro asunto primero, o simplemente porque el cuerpo no está en condiciones de permitir este cambio. . Si esto sucede, busco qué se puede hacer para posibilitar el cambio, pero si el cuerpo sigue negándose, ese objetivo no se está trabajando en ese momento. Afortunadamente, esto rara vez sucede. Pero cuando tienes más de un objetivo, busco cuál es la prioridad para el cuerpo.

No es necesariamente el objetivo que causa más estrés el que será una prioridad.

La prioridad del cuerpo es solo una indicación que comparto. Si el consultor mantiene su deseo de trabajar en otro objetivo, y la organización permite este trabajo, lo hacemos.


4. Elección del método, corrección y control

Una vez elegido el objetivo, el cuerpo indica la técnica (o mezcla de técnicas) que necesita para recuperar el equilibrio. Luego sigo los protocolos apropiados, identificando desequilibrios/bloqueos, aplicando las correcciones necesarias y monitoreando el cambio positivo.


5. Cierre de la consulta

Una vez que se confirme que ya no existe ningún estrés emocional negativo asociado con la meta,

se puede agregar una tarea para continuar el trabajo fuera de la consulta.


También se determina cuál es el tiempo de integración de la sesión,

el tiempo mínimo antes de poder recibir otra consulta de kinesiología

energía y el momento perfecto para volver.